miércoles, 2 de junio de 2010

EL UMBRAL DE LA POESÍA



En algún lugar hay una estación
y e la frontera de lo inevitable
se dirime un sueño.

Las preguntas se anularon
a sí mismas,
la razón no era de este ámbito
y un abismo cotidiano
engulló todo el dolor.

El riesgo entonces 
era vivir.

En algún lugar existe una inevitable frontera 
y en la estación
siempre detenido el mismo sueño.

El riesgo siempre será
recordar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada