domingo, 21 de noviembre de 2010

ON THE ROAD

Antes pensaba que la palabra "interino" (del lat. interim) y la palabra "itinerante" (del latín iter-itineris), tenían una extraña suerte de continuidad etimológica o sencillamente iban irremediablemente unidas. Ya no es así, este año es la palabra profesor, en general, la que se une, en muchos casos, a la palabra itinerante.
Conozco dos excelentes profesoras que hacen 300 km o más todos los días, para llegar a sus puestos de trabajo, después, claro está, tienen otras obligaciones, hijos etc... Ambas han intentado, por todos los medios no ser pasto de una baja médica, pero sus "cuerpos serranos", como dicen los alumnos, "han petao".
Lo relatado sólo se refiere a dos casos conocidos personalmente de los muchos que existen en la CV actualmente.
Yo también he itinerado, aunque normalmente he podido utilizar el transporte público, incluído el avión y el barco. Ahora voy con mi coche, sólo media hora, nada comparable con lo que he contado.
Ültimamente amenizo las idas y vueltas con un magnífico CD, que tiene un título precioso: "Amar la trama" de Jorge Drexler. Las letras son un verdadero alarde de poesía y humor, mezcla perfecta para soportar los kilómetros . Me es muy difícil compartir alguna en especial, me gustan todas, aunque hay una que me pone de un especial buen humor matutino.

MUNDO ABISAL.

 

También recomiendo "Toque de queda" o "Aquiles, por su talón es Aquiles" o la divertidísima "I don´t worry about a thing"

7 comentarios:

  1. No es fácil ser mercenario de la enseñanza... Es una pena que quienes tienen más ilusión y ganas de trabajar sean los que lo pasan peor en el trabajo (no es regla general, pero sucede a menudo).
    En cuanto al título "Amar la trama" me gusta por ser palíndromo, y ya sabes que los juegos de palabras me encantan: "¡Arriba la birra!" :-)

    ResponderEliminar
  2. Perdón: hay que aclarar que sería palíndromo sin el artículo "Amar trama"
    Se trata de tramar, aunque "ni trama Martina ni trama Martín"

    ResponderEliminar
  3. !Uf! tu ingenio me desborda a estas horas de la tarde y después de 5 clases, sobre todo lo de !Arriba la birra!. No sé si Drexler pensaría en el palíndromo cuando lo compuso, pero las letras son preciosas. Gracias y espero que te hayan gustado.

    ResponderEliminar
  4. Como bien dice Antonio, nos hemos convertido en mercenarios de la enseñanza. Y respecto a lo de itinerantes cada vez me siento más Jack Kerouac, más "on the road" y puede que dentro de poco y siguiendo al mismo autor, más "vagabundos del dharma" porque nuestra profesión no se mide por nuestra valía, más bien por el apto o no apto de rigor que nos otorga la Consellería.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno nunca es tarde para recibir tus comentarios que se agradecen y dan más prestigio a este blog, espero que sigas poniéndolos. Estoy totalmente a favor de lo que dices, pero lo más fuerte es que nos sigue gustando dar clase... contra viento y marea.

    ResponderEliminar
  6. Menudos ignorantes, ni "Amar la trama" es un palíndromo ni "ni trama Martina ni trama Martín"

    ResponderEliminar