miércoles, 2 de febrero de 2011

¿PERSONIFICACIÓN O COSIFICACIÓN?

El pasado lunes, en una de las lecturas que inician los temas en los libros de castellano de 1º eso, nos apareció como personaje, un jarrón que explicaba sus vicisitudes en un hogar. Los alumnos se sorprendieron mucho y algunos hasta se enfadaron, ¿cómo podía ser que un jarrón hablara y expresara sus sentimientos?. Aproveché la euforia colectiva para hablarles de la personificación y de lo maravilloso del territorio literario, en el que todo puede acontecer. Entre tanto tuve que aclarar, muy a mi pesar, que Merlín no había existido jamás. Son cosas que de vez en cuando nos toca hacer a los profes de literatura, hace un mes, también andaba desmintiendo en 3º de eso, la verdadera existencia de Patronio. 
El tema dio de sí y les planteé como tarea, un relato en el que apareciera un objeto personificado que hablara en 1ª persona. Hasta ahí todo bien, pués ayer casi todos lo habían hecho y empezamos las lecturas. En aquel instante la petrificada y cosificada empecé a ser yo al ver los objetos que habían escogido, entre otros, un comedero de animales, una pelota que harta de que le den patadas acaba muriendo desinflada, una silla de playa con miedo al agua que es abandonada a la orilla de una playa, un plato astillado, una figurita rota. Tan solo uno o como mucho dos ejercicios ofrecían una visión mínimamente alegre y optimista de la vida. ¿Qué les pasa a nuestros alumnos?. Francamente sobrecogía, además, estaban bastante bien escritos. 
A pesar de todo, estoy contenta de esa clase, creo que la literatura en ese momento cumplió su función catártica y dio pie a que ellos expresasen sentimientos que tenían dentro. Al igual que tantos otros profesores, pienso que la asignatura pendiente es educar los sentimientos y creo sinceramente que de este modo muchas otras asignaturas no quedarían pendientes. (Dejaré para otra entrada la conexión Aula de Convivencia/ Educar los sentimientos, que también tiene tela y aprovecho para recomendar un documental que vi el sábado en la tele http://www.rtve.es/noticias/documentos-tv/ y me gustó mucho, titulado "Un pulso al fracaso")

9 comentarios:

  1. cuánta razón tienes maría josé, que diferentes seríamos si alguien nos hubiese enseñado a encauzar todos eses sem¡ntimientos desbocados, sobre todo en una edad como es la adolescencia. Quizá una de las cosas más difíciles de asumir en esta vida, además de la muerte, es la propia frustración. Y dichosos aquellos, que escogen un arte, sea literatura, música, pintura, para desfogarse....dios qué sería de nosotros si estos canales.
    un abrazo. Por cierto, muy buena reflexión:)))))

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo en que una de las asignaturas que debería ser obligatoria es la Educación en Sentimientos (se me acaba de ocurrir el nombre, quizá por el paralelismo de la Educación en Valores). Nos ayudaría más a conocer a los alumnos, a dejarles expresar sentimentos y emociones y a veces a comprender el por qué de sus actitudes. Ya sé que muchos de nosotros intentamos tratarlo en tutoría e incluso en las alternativas, pero está bien que a través de la literatura también afloren sus miedos, sus alegrías, sus rabietas o simplemente ellos mismos.
    A mí también me asusta la visión pesimista que tienen de la vida en general y la poca ilusión y entusiasmo que muestran hacia las cosas.No sé si será fruto de la falta de interés de algunos padres, pero empieza a preocupar.
    Reflexiones como la tuya se deberían instituir en los cursos de los cefires y no hacernos perder el tiempo con estupideces.

    ResponderEliminar
  3. Fini: Gracias por pasarte, la adolescencia es un período complicado en que los sentimientos cobran relevancia y si para los adultos, a veces es complicado manejarse, imagínate para los chavales. Yo estoy con ellos a diario y sé que si la educación de los sentimientos entrara en el currículum, la cosa iría mejor.
    Conxa: Creo que los profes de lengua tenemos suerte ya que la asignatura da pie a veces, a que puedan expresarse y,solo a veces,nos proporciona momentos impagables.(Otras veces no tanto).Creo que soy un poco masoca pues, les he dicho a los de 1º que busquen una foto para ilustrar el relato, a ver si se animan un poco. Hoy hemos hecho poemas a partir de títulos de canciones (como hice el año pasado)
    y la cosa ha cambiado.Les encanta esta actividad y aprovecho para extraer las características del lenguaje literario, metáforas incluídas. Me encanta, la verdad es que me lo paso bien.

    ResponderEliminar
  4. Lo importante es seguir disfrutando de las actividades que se realizan en clase, y la tuya de los poemas está muy bien (doy fe porque el año pasado la viví "in situ"). Tú como siempre barriendo para casa con la poesía. A mí al gustarme más la narrativa, barro hacía los microrrelatos (acuérdate de la aventura del Quijote que escribieron Soumia y Wafa el año pasado).
    De una forma o de otra, el caso es que ellos hacen cosas diferentes a las tradicionales actividades que tú y yo sabemos que se "hacen por ahí", y aunque implica mayor trabajo para nosotras, también motiva más a los alumnos.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, me he olvidado de una cosa: una recomendación, la mujer de Paul Auster, Siri Hustvedt; también es novelista y parece ser que lo hace bastante bien. Novela: Todo cuanto amé.
    Mi próxima lectura. Ya te comento qué tal.

    ResponderEliminar
  6. Da gusto pasearse por aquí y encontrar siempre textos interesantes. Tu actividad es lúdica y reflexiva. Acercarles la creación literaria con ejercicios a los que pueden llegar con cierta solvencia es el mejor modo de conseguir que aprendan.
    Por cierto, hoy he leído en 2º de bachiller un texto de Almudena Grandes (EPS, 30 de enero) llamado "Elegía" en el que se personifica un ordenador (como si fuese Ramón Sijé).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Conxa: Recuerdo el texto que hicieron de El Quijote. Se os echa de menos por allí, incluídos los chavales. Ayer me partía de risa con los de 3º que estaban todos escandalizados con el voyerismo y la carnalidad de La Celestina. Es curioso les escandaliza el lenguaje de La Celestina y la forma de expresión que en pocos libros se consigue como en este, sinembargo la carnaza televisiva les deja más o menos indiferentes (léase escenitas de esas que salen en gran hermano y cosas así). Yo creo que en todo esto hay una lectura positiva, tal vez quiere decir que el lenguaje de La Celestina sigue impactando aún más por su sugerencia y erotismo que cualquier lenguaje actual. Por otra parte, sabía que Auster tenía por pareja a una escritora.!Cómo no!. Es que La literatura une mucho. Ya me contarás que tal el libro.
    Antonio:Muy bueno el texto de Almudena, me ha gustado, suelo leerlos los domingos que escribe, soy seguidora, al igual que lo era de Trapiello. Creo que el último verso de esa Elegía pertenece ya a la humanidad y a veces, sin casi querer, te viene a la memoria o lo escuchas por ahí. Tal vez fue eso lo que le sucedió a Almudena y a partir de ahí escribió el relato.

    ResponderEliminar
  8. El año pasado Mario me dio la vara con que "la Celestina cosía virgos". Incluso se pasó 10 minutos buscando la escena. Y todos los demás escandalizados, como tú comentas.Incluso me decían que siendo el Arcipreste tan "verde" ¿Cómo le dejaban publicar esas cosas en una sociedad medieval y religiosa? No veas lo que costó entender que las costumbres de la época estaban bastante "relajadas" y que los religiosos también sucumbiían a todo tipo de pasiones: carnales, monetarias, poder,...
    Se creó un debate que estuvo muy bien, además Dani nos lo amenizó con sus teorías de la conspiración (es lo que tiene tener un alumno de altas capacidades, que a veces se le va la olla).
    Me imagimo que este año te ocurrirá lo mismo. Yo también os echo de menos a pesar de todo lo que despotriqué el año pasado.

    ResponderEliminar
  9. Bueno Mario este año disfruta del PQPI, pero es cierto les llama mucho la atención la dichosa cosidita. Primero fueron los tacos, ¿cómo les hacemos leer un libro en el que se dicen tacos?, lo cual me vino genial para contarles todo lo referente a la lengua. Después lo de los curas, cuánta inocencia tienen aún.Es cierto lo de la inocencia, hoy lo pensaba,hemos organizado un concurso de cartas amorosas para San Valentín y no veas las cartitas que me están llegando, de una sinceridad y un tierno que tira de espaldas.

    ResponderEliminar